EL KIRCHNERISMO: a matar o morir en el intento

El kirchnerismo hará todo lo posible (y hasta lo imposible) por minarle el terreno a Bonfatti para mellar las chances del FPCyS en las venideras elecciones, Tognoli incluido…

El kirchnerismo hará todo lo posible (y hasta lo imposible) por minarle el terreno a Bonfatti para mellar las chances del FPCyS en las venideras elecciones, Tognoli incluido. Las denuncias de MEB auto inhibirán peligrosamente al rossismo en diputados; mientras en senadores el PJ perfila tantos sub-bloques como encuestas aparezcan.

Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

El presupuesto verá la luz después de la elección Papal. Será una de las pocas concesiones que el peronismo le dará a Bonfatti.

El gobierno descomprimió la olla a presión de los gremios estatales poniéndoles adentro un poco mas de recursos (unos 800 millones por sobre la presupuestado para el aumento inicial). Señalábamos hace exactamente un mes que “ para el común de los mortales una negociación salarial en el estado es demasiado compleja de entender (…) y que si Alberto Maguid de UPCN “no se mueve de un “piso” del 25% para las categorías inferiores es porque estaba seguro de conseguirlo (…) “Lo más probable es que “el pelado” consiga para un segmento de sus representados (y los de ATE de Hoffmann) un porcentaje superior inclusive al 25%”, pronosticábamos.

Maguid (y Hoffmann) consiguieron para las categorías menores un 26,7% de aumento que sumado al 23% de las extremas arroja un 25% promedio. El gremialismo estatal necesitaba un paro; el gobierno lo intuyó y se lo dio. La plata siempre estuvo. De esta manera, las categorías mas bajas arrancarán con un aumento de $ 750 y las más altas de $ 1.850; mientras que a partir de Julio más bajas tendrán $ 920 de aumento y las más altas $ 3.500 en total; mas allá de que algunos desearían que tal como están las habría que conformar un Gremio con Profesionales y Jerarquizados de la Administración Pública.

Lo más probable es que esta semana los gremios estatales (ATE-UPC- AMSAFE) acepten las propuestas. Queda pendiente la estrafalaria paritaria municipal en la que los intendentes paritarios ofrecerán lo mismo que el gobierno provincial.
No terminaba de resolver el tema paritario cuando a Bonfatti le cayó de nuevo el caso Tognoli: “sabemos que es una causa política, pero que se defienda Tognoli”, murmuraron en los despachos oficiales, conscientes de que Tognoli de aquí hasta octubre deberá tener a mano una muda de ropa, porque pasará igual tiempo en celdas que en su casa.

El socialismo presume que la única manera que tiene el oficialismo nacional de mellar los 38 puntos que exhibe hoy día la lista del FPCyS es tratar de emparentar a Hermes Binner (casi 40% de imagen positiva según encuesta M&F Febrero) con el narcotráfico; faena que se presume homérica. Ahora detuvieron al traficante oriundo de los pagos de Mirtha Legrand, Carlos Azcaini para que confiese que Tognoli era su socio. Y muy pronto recibirá una cédula de citación al Juzgado de Vera Barros para indagatoria y quizás detención el ex Jefe de Policía de la Provincia 2008-2009 Comisario Daniel Cáceres, sospechado de ser máximo responsable de convalidar las claves de usuarios de Drogas Peligrosas. No pararán hasta citar a Binner, en la línea argumental que el ex Gobernador socialista sostenía contra Reutemann (como máximo responsable político) en las causas inundación 2003 (a punto de cumplir 10 años) y Pocho Lepratti.

Todo sea por la “re-re”.
Lo titulamos hace un par de semanas, aun antes de que María Eugenia Bielsa decida armar las valijas rumbo a las postrimerías para terminar confirmando el axioma de que normalmente los sistemas se fagocitan a quienes atentan contra los mismos. Si Reutemann aún genera expectativas políticas es porque jamás (ni aún en la despiadada F1) sacó los pies del plato; lo mas provocativamente insinuador a lo que se animó fue en el 2003 cuando renunció al convite de Duhalde de ser candidato a Presidente porque “vio algo” que no le gustó.

Dicen que después del extensísimo discurso presidencial inaugural de las sesiones ordinarias del Parlamento Nacional en el cual la Presidente aventó posibilidades de una reforma constitucional para lograr la continuidad en el poder, el diputado ultraoficialista diputado Carlos Kunkel reunió a algunos legisladores y les reinterpretó el concepto: se trata sólo de una estrategia destinada a distender, pero esto sigue, explicó. Su mujer Cristina Fioramonti, hizo exactamente lo mismo en el Senado de la provincia de Buenos Aires. La idea del cristinismo es llegar al 42% en las legislativas de octubre que, sumando al 3% que obtendrían sus aliados en Diputados, la reforma sería factible.

Antonio Bonfatti firmará este viernes 15 el decreto de convocatoria a elecciones, una vez que el jueves la Legislatura sancione definitivamente la modificación de la ley de primarias abiertas, simultáneas y obligatorias para disminuir los tiempos del cronograma electoral, que en la actualidad incluye un total de 150 días desde la presentación de listas hasta los comicios generales. El consenso obtenido con los Partidos políticos fue en sentido de llamar a elecciones de manera conjunta con la Nación (11 agosto primarias y 27 de octubre generale ) respetando la boleta única para las provinciales de Comisiones Comunales y Concejos Municipales.

En la bota santafesina el desafío inicial del kirchner-cristinismo “taliban” (según el kirchnerista crítico “Cachi” Martínez) es retener en el Congreso al menos los tres votos leales de Agustín Rossi, Celia Arena y Juan C. Forconi (que terminan este año su mandato) sobre las seis bancas peronistas obtenidas en el 2009; las otras dos pertenecen a los disociados Carlos Carranza y Daniel Germano.

Para semejante cometido, los encandilados deseos de unidad en el peronismo tras la ausencia de Reutemann, aglutinador de voluntades mediante el omnímodo poder que reconocen los peronistas: los votos, se diluyeron con la decisión de Maria E. Bielsa de no participar electoralmente hasta el 2015, y solo quedan patrullas perdidas con poder de fuego focalizado, como el de Agustín Rossi (387 mil votos en el 2011); ó el mismísimo Jorge Obeid cuyo patrimonio electoral de 345 mil votos en el 2003 (que le permitieron ganar la Gobernación con Ley de Lemas) y ascendieron a mas de 600 mil hace seis años con Rafael Bielsa, hoy son un misterio contable.

De la misma manera desconcierta la actitud política de Jorge Obeid, quien por un lado encumbra la reunión con la Presidente Cristina Fernández en una suerte de pedido presidencial de salvación del peronismo santafesino (siempre dentro del esquema de absoluta sumisión respaldo a su figura y proyecto), y por otro autoriza a sus delfines Juan C. Forconi y Mario Lacava a comer un asado hace una semana en el camping de Luz y Fuerza con Alberto Pérez, jefe de gabinete de Scioli (y conductor de la agrupación LA DOS).

El infatigable Alberto Maguid aspira a una lista encabezada por la dupla Obeid-Rossi; hecho imposible de acuerdo a lo detectado por el colega rafaelino radicado en Rosario Leo Ricciardino de Rosario/12, quien encontró en el decreto 1246/2000, reglamentario del artículo 60 del Código Nacional Electoral el insalvable escollo para que el peronismo encabece con dos varones sin violar la Ley de Cupo Femenino, que exige en este caso intercalar una mujer en los dos primeros lugares, en virtud de que el artículo 4 establece que "cuando no se renovara ningún cargo o bien se renovara uno, la mujer debe ser postulada en uno de los dos primeros lugares de la lista".

La reglamentación afectaría a Unión PRO Federal, que no concurrió a las urnas en Santa Fe para disputar bancas de diputados nacionales en los comicios de 2009 y el PJ, que fue a las elecciones para diputados nacionales sin el sello PJ, por decisión orgánica de este partido en su Congreso, postulando candidatos en dos alianzas electorales diferentes: Santa Fe Federal (impulsado por el reutemismo con los sellos del MID, el Partido Conservados Popular y la Democracia Cristiana) que obtuvo cuatro bancas; y el Frente para la Victoria (que conformaron el Partido del Progreso Social, el Partido Intransigente, el Partido Humanista y el Frente Grande) que obtuvo una sola banca, la de Agustín Rossi.

Todo este galimatías será salvado como el 2009: una vez mas el peronismo autorizará a los postulantes a ir con colectoras. De esta manera, Agustín Rossi insistirá con su FPV (sello que deberá disputarlo con el encumbrado Alejandro Ramos, púgil de Julio de Vido y su nueva Liga de Intendentes); Oscar “Cachi” Martìnez hará lo propio (también en Santa Fe capital para concejales) con su Partido 100 % Santafesino; el peronismo federal (o su residual) con la figura de Osvaldo Salomón que sigue en carrera quizás de la mano de José Manuel de la Sota; ó en lo que está pergeñando con un grupo de senadores el diputado Carlos Carranza.

Obeid se las tendrá que arreglar por las suyas si quiere ser el que mayor cantidad de votos saque en esta suerte de Ley de Lemas encubierta y de la cual el kirchnerismo espera obtener la mayor cantidad de leales en el Congreso para sostener las ambiciones expresadas por Kunkel, quien dicho sea de paso sigue provocando a Daniel Scioli para que se alinee definitivamente con el cristinismo o rompa. Scioli no romperá y se las tendrá que ver con Sergio Massa, que a esta altura tiene las mismas aspiraciones presidenciales.

Si la filigrana peronista santafesina se llegare a plasmar, podría llegar a ser dañino para las expectativas del iniciado Miguel Torres del Sel, cuyo amplio caudal de votos en las generales del 2011 provinieron en gran parte del peronismo “unido” electoralmente tras la figura de Rossi.

Más allá del costado anecdótico, todo lo descrito hasta aquí no hará más que ralentizar la marcha parlamentaria en la Provincia, sea por mezquindades políticas que ponen por delante del bienestar general las mayorías ocasionales en cada votación; ó – como se verá- los intereses electorales de cara a la crucial elección de este turno.

Spread the love