La embestida de Bondesío logró apoyo en el Hospital Centenario

Pérez pateó el tablero y se animó a apoyar a Bondesío. (Foto: Sergio Toriggino) El representante de la comunidad en el Centenario avaló al titular de Salud. “Hay médicos que a las 7 dejan el auto encendido frente al hospital, marcan y se van”, reveló Ariel Pérez. Con estas palabras el representante de la comunidad en el Consejo de Administración de ese centro de salud, Ariel Pérez, ofreció “todo el respaldo” al flamante ministro de la cartera sanitaria, Fernando Bondesío, quien se había comprometido a “escrachar en los medios, al médico que se niegue a hacer un esfuerzo”. Y para que no queden dudas del apoyo, Pérez adelantó que si el flamante ministro tiene la decisión política de echar a un médico que no trabaje, él mismo le entregará los nombres. Horas antes de asumir, Bondesío inició una fuerte polémica con sus declaraciones a La Capital. “Publicaré los nombres de los médicos que no quieran trabajar aunque eso signifique tirarme los muertos sobre el escritorio”, había asegurado para agregar: “A los ñoquis los mandaré a Oliveros (donde funciona la colonia psiquiátrica)”.
Su estilo frontal y provocador cosechó la crítica del secretario de Salud municipal, Miguel Cappiello, y trascartón se sumaron representantes del Colegio de Médicos, la Facultad de Ciencias Médicas, la Asociación Médica y el sindicato.
Ayer, Pérez pateó el tablero y se animó a apoyar a Bondesío, hasta incluso se ofreció a darle los nombres de los médicos que son ñoquis en el Centenario.

-¿Se puede destinar personal del Ministerio de Salud a los hospitales?
-Hace 45 días, el ex ministro Carlos Parola confesó que en el edificio del Ministerio de Salud (ubicado en la capital provincial) hay 500 empleados, pero necesitaba sólo 150. Al escuchar esto, le reclamamos más de 300 cargos para los tres hospitales de Rosario. Parola argumentó que era muy difícil porque iba a tener problemas con el gremio. Como dato hay que tener en cuenta que al Centenario le faltan 73 enfermeras. Y que existen 30 contratos basura, cuando se necesitan 100 personas.
-¿Qué se hizo con los dos millones de pesos que ahorraron los diputados provinciales de sus dietas para destinarlos a salud?
-Nunca llegó un peso a los hospitales. No estoy diciendo que alguien se lo llevó, pero les dije socarronamente a los diputados que traigan el dinero en mano. Parola dijo que se habían perdido en la burocracia y en los vericuetos ministeriales. En estas cosas, Bondesío puede meter mano, tiene fama de eficiente para hacer funcionar el sistema.

Pérez pateó el tablero y se animó a apoyar a Bondesío. (Foto: Sergio Toriggino) -¿Los 350 empleados de la sede santafesina del Ministerio de Salud son ñoquis?
-Cuando lo dijo Parola estaba el viceministro Ramiro Huber y el jefe de Area 8, Lelio Mangiaterra. Nos quedamos fríos, 350 ñoquis que no hacen nada.

-¿Coincide con Bondesío cuando dice que hay muchos empleados en mantenimiento y los hospitales están por colapsar?
-Hay un gran ausentismo del personal por enfermedad, y no hubo capacitación de los trabajadores en tareas de mantenimiento.

-¿Existen ñoquis en el Centenario?
-No en cuanto ir los 29 a cobrar, pero cualquiera puede ver un médico que a las 7 deja el auto encendido frente al Centenario, entra corriendo, marca tarjeta y se va. Los conozco y los vamos a denunciar. Así como hay médicos ñoquis, que le roban al hospital porque se llevan insumos, hay otros que están en una cirugía 10 horas o traen de su casa el instrumental.

-¿Le daría los nombres de los médicos ñoquis a Bondesío para que los escrache en los medios?
-Si Bondesío tiene la decisión política de echar a un médico que no trabaja, en persona le daré los nombres.

-¿Nadie les dice nada?
-El Centenario es un hospital escuela que depende de la Universidad. Cuando un médico no avisa y deja plantados a los pacientes, lo único que puedo hacer es una nota a la decana de la Facultad de Ciencias Médicas (Raquel Chiara). No los podemos sancionar.

-¿Quién sostiene al hospital?
-Los residentes de primer y segundo año que ganan 400 pesos. En la práctica es así, que terminan llamando al jefe de residentes cuando el tema se les va de las manos. El jefe del servicio ni está en el hospital. En esto, Bondesío tiene que tener la decisión de meter el cuchillo hasta el hueso, porque el ministerio a todas luces es un desorden administrativo terrible. Pero ojo, que también nos dé el presupuesto que hace falta.

-Bondesío dijo que muchos médicos van a un hospital a hacer clientela, para luego efectuarle los análisis en consultorios privados.
-Ninguna duda, se ve que está bien asesorado porque cuando algunos médicos ven que el paciente tiene obra social, le cobran en su consultorio particular y al otro día lo operan en el hospital. Sucede, no hay ninguna duda.

-¿Por estas actitudes habría que echarlos?
-Si Bondesío lo quiere hacer, no dudaremos en ayudarlo. No queremos que las denuncias queden cajoneadas en el ministerio, como ya ha pasado. Queremos que el puesto lo ejerza gente que trabaje.


fuente: Lucas Ameriso / La Capital

Spread the love