Un acuerdo que beneficiará al comercio local y regional.

En el marco del convenio con Brasil, hablamos con el Intendente Municipal, Miguel Lifschitz, con el Cónsul Honorario de Brasil, Ricardo Diab y con el empresario brasileño Jefferson Nogaroli… En el marco del acto y firma del convenio con Brasil, hablamos con el Intendente Municipal, Miguel Lifschitz, con el Cónsul Honorario de Brasil, Ricardo Diab y con Jefferson Nogaroli, representante de una importante firma brasilera que participa del convenio, que nos contaron acerca de este proyecto.

Miguel Lifschitz, aseguró que Rosario viene trabajando “en proceso de integración” hace muchos años con Brasil, y que en este caso, “es la apertura de un centro de exposición permanente para empresarios de la ciudad y de la región”, en la ciudad de Maringa, que es “la segunda ciudad del estado de Paraná”, una ciudad “muy pujante”, económicamente “muy importante” del Brasil.

“A partir de ahora vamos a tener a disposición un predio especialmente preparado, de más de 1500 metros cuadrados, para que las distintas empresas de Rosario puedan exponer sus productos y a partir de allí, tener una oportunidad de integración al mercado exportador y sobre todo al mercado brasileño”, explicó el Intendente, lo que consideró “una excelente iniciativa”, que cuenta con el apoyo de todas las organizaciones empresarias de la ciudad, el apoyo del municipio y del gobierno provincial.

El apoyo que se les dará a los empresarios consiste en “probar el espacio físico, la infraestructura, la promoción y ventas”, lo que es “una gran posibilidad”, ya que de otra manera “una empresa pequeña o media de la ciudad, no podría abrir en forma individual, un centro de exposiciones en Brasil”.

Ricardo Diab, Cónsul Honorario de Brasil, Coordinador del Programa Fipre, es además uno de los impulsores de este proyecto, que dio el primer paso de su concreción, a través de la firma del convenio. Con respecto a esto afirmó: “Estamos muy conformes de que se haya puesto en funcionamiento, destacar el acompañamiento de las autoridades provinciales, municipales, del resto de las instituciones importantes, que son eje en la región, de los empresario, lo cuál indica que es un proyecto que nace bien, y creo que va a seguir muy bien”.

Los empresario que expongan sus productos en Brasil, recibirán un subsidio de 100 dólares, “su valor de participación”, lo demás correrá por cuenta de cada uno de los empresarios. “Lo diferencial será que se ofrecerán los productos al mercado brasileño en su moneda, lo cuál facilita que el comprador común pueda hacerse del producto, además beneficiará a las empresas locales por el cambio, fundamentalmente a las pequeñas y medianas empresas que les cuesta mucho entrar al mercado brasilero por no tener estructura”, afirmó Diab.

Hasta el momento son aproximadamente treinta, las empresas inscriptas para participar, aunque no se ha “cerrado todo el circuito”, pero se estima que no pasarán las cuarenta, ya que “en esta primera etapa”, no se quiere estar exponiendo más, “hasta concretar los detalles de funcionamiento”.

“Tiempo atrás se comercializaba con Argentina a través de la hidrovía y había muchos contactos, negocios, por eso tenemos que volver a la historia y empezar a hacerlo de nuevo”, afirmó Jefferson Nogaroli, el brasilero que representa a una firma muy importante, que ayudará a realizar este convenio con el país vecino. “Hoy hay un flujo muy grande de barcazas que traen la soja boliviana, paraguaya y mismo la soja brasilera hasta Rosario, se puede utilizar el retorno de estas barcazas para llevar mercancía de esta región para Brasil”, aseguró.

Jefferson contó además sobre la compra de maquinarias que realizaron, a la empresa rosarina Argental, en miras de instalar en Maringa un centro industrial de panificación. “Veníamos estudiando hace tiempo el negocio, y ahora están por embarcar las máquinas, casi 300.000 dólares en inversión, máquinas muy buenas, que en Brasil no tenemos. Va a ser una planta semiautomática que para el mes de octubre empezaría a trabajar, dentro del mismo predio del centro de distribución de productos rosarinos, ósea que sería un show room para Argental”, explicó.

Con respecto a la posibilidad de realizar un espacio similar de exhibición y distribución de productos brasileros en Rosario, Jefferson aseguró que “es muy buena idea”, que empezarán a “estudiar con la gente de la Cámara de Industrias de Maringa”, y se podría hacer que “el mismo camión que lleva mercancía para Brasil”, vuelva con productos de allí, lo que abarataría los costos.

“El trasporte es un gran impeditivo para el comercio intra MERCOSUR, es más barato poner un conteiner en China que un camión en Brasil”, destacó el brasilero. Esto se debe al cambio de moneda de país a país, “hoy es conveniente para Argentina vender y para Brasil comprar, pero difícil para Brasil vender a Argentina”, pero la tendencia es “que se equilibre esta situación”.

Por MK

Compartilo en tus redes. Gracias !