Reclaman irregularidad en controles de prefectura

Los gremios de la Marina Mercante reclaman que los controles de Prefectura Naval Argentina a los botes que prestan servicios de traslado de personal, insumos y amarres, “no son suficientes para evitar que se utilicen trabajadores que no embarcados (con libreta de enrolamiento) y exigir los reglamentos para las embarcaciones”.

El delegado del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, Alberto Maldonado, denunció que “hemos evidenciado a Prefectura Naval que la empresa CINTRA está saliendo con albañiles y otros trabajadores manejando una lancha, esto no va más, exigimos al organismo de control que realice las inspecciones a conciencia”. Esta semana puede haber un paro de la actividad si no se regulariza este problema.

Desde el Centro de Patrones remarcaron que es importante aclarar que el paro es por las empresas que incumplen con los requisitos y con el convenio colectivo de trabajo y que “aquella empresa que tiene a su patrón, marinero y amarrador en regla tiene que entender que es beneficioso para el que está en regla, ya que el que tiene a los trabajadores en negro compite de forma desleal”.

Consultado sobre el diálogo con Prefectura y los gremios, Maldonado aseguró que ya hubo reuniones sobre esta problemática. “Hemos hablado con el jefe de Prefectura San Lorenzo a nivel Sindicato y a nivel CGT pero no obtuvimos respuesta favorable.

Este miércoles pasado dejaron en la costa a un patrón de MAS SHIPPING y la embarcación salió a hacer un amarre con un encargado de la empresa, el hijo de este y un muchacho que manejaba. El bote no tenía patrón, marinero ni amarrador y la lancha no estaba con los papeles en regla”, criticó el actual secretario adjunto de la CGT San Lorenzo y recordó que el problema se extiende a las empresas portuarias ya que se está incumpliendo con los convenios laborales.

Los botes de amarre, de cabotaje y servicios cumplen una función técnica y específica dentro del ámbito marítimo en la región. Este trabajo requiere de una gran responsabilidad y conciencia para realizar atraque de buques sin riesgos, proteger la vida de pasajeros o no provocar accidentes por negligencia o falta de experiencia. Según Alberto Maldonado los inconvenientes son graves. “Primero para la empresa que no cuenta con un profesional arriba de la embarcación; los patrones, los marineros y el amarrador están capacitados, tienen la experiencia y están registrados como embarcados. El día que le pase algo a un trabajador (en negro) quién se va a hacer cargo ¿Prefectura?” reflexionó.

Fuente 11 noticias

Authors: PrensaGremial.com

Spread the love