Preocupa la marcha del Congreso de la Lengua a 8 meses de su inicio

Autoridades de la Real Academia Española y del Instituto cervantes durante la visita a el teatro El Círculo. Contrarreloj. La Nación aún no consiguió los fondos para solventar el evento. La página web oficial aún no está habilitada y la lista de invitados recién se conocerá el 30 de marzo. Se cumplió medio año desde la designación de Rosario como ciudad sede del III Congreso Internacional de la Lengua Española y muchas cosas aún están en veremos… El evento se realizará en ocho meses -entre el 17 y el 20 de noviembre-, y todavía no se firmó el convenio entre la Fundación Complejo Cultural Parque de España y el comité organizador, que permitirá abrir la cuenta para administrar el dinero que se gastará en el encuentro. Precisamente, estos fondos aún no están garantizados ya que la Nación sólo aportará 100 mil pesos y el resto provendrá de donaciones privadas, pero hasta ahora no hay ninguna confirmada. Tampoco se designaron aún las empresas encargadas de contratar hoteles, restaurantes y traslados de los 500 invitados especiales y su comitiva. Y el sitio web del congreso, bajo responsabilidad de la Secretaría de Cultura de la Nación, todavía no se puso en funcionamiento. La lista de demoras sigue.

Hasta hoy tampoco comenzó a prepararse el centro de prensa (que se estima se instalará en el Centro de Expresiones Contemporáneas). Albergará a unos 500 medios y alrededor de mil periodistas de distintos países hispanohablantes. También habrá que esperar hasta el 30 de marzo próximo para conocer la lista de invitados que se difundirá simultáneamente en tres capitales del mundo: Madrid, Buenos Aires y México.

Justamente, pasado mañana se reunirá por primera vez en Rosario el comité organizador con representantes de la Nación, la provincia y el municipio para ajustar la marcha, pero ya sobrevuela la preocupación de que todo se está haciendo en cámara lenta y algunos hasta se arriesgan a decir: “Estamos como cuando vinimos de España”.

Este máximo encuentro del idioma y la cultura iberoamericana convocado bajo el lema “Identidad lingüística y globalización”, no sólo será una reunión de especialistas sino la vidriera a través de la cual Rosario se mostrará a gran parte del mundo por cuatro días.

Habrá 500 invitados de la talla de los escritores Ernesto Sábato, el portugués José Saramago y el uruguayo Mario Benedetti; asistirán también numerosos jefes de Estado y los reyes de España. Y se prevé la remodelación de edificios y rincones de la ciudad y la organización de actividades culturales paralelas para antes, durante y después del congreso.

Ahora bien. Si el evento es tan importante, ¿por qué la organización va tan retrasada? El domingo pasado el asesor en comunicación del ayuntamiento de Barcelona, Toni Puig Picart, hizo una observación con el mismo tenor a este diario. “Con todo respeto, me parece que van lento con el Congreso de la Lengua”, dijo el catalán.

Más de un funcionario manifestó su disgusto con el especialista, pero algunos datos demuestran que Puig Picart no estaba tan equivocado.

La Capital se comunicó con dos hoteles de cuatro estrellas de la ciudad, y desde sus gerencias aseguraron que aún no están bloqueadas las reservas para el Congreso de la Lengua. Aunque en uno de tres, la colectividad de Navarra ya reservó por su cuenta 80 habitaciones.

Al respecto, el subsecretario de Turismo de la provincia, Daniel Perea, dio su parecer. “El tema es preocupante. Se deben designar ya el organizador y el receptivo del evento (quienes se encargan de reservas de hoteles, restaurantes y traslados de los invitados). En Rosario hay 5 mil camas de hoteles de una a cuatro estrellas. Tres mil califican para los asistentes de este congreso, y de esas un 50 por ciento se puede ocupar con los turistas que comúnmente vienen a Rosario en noviembre, gente de negocios. Nos quedan unas 1.500 camas. Es un número ajustado para el medio millar de invitados y sus comitivas, hay que calcular que detrás de cada participante hay como mínimo cuatro personas, hay que bloquear las plazas cuanto antes”, alertó.

El funcionario y empresario hotelero dijo que se comunicó con Alfredo Paramio, organizador del congreso anterior celebrado en Valladolid (España) en el 2001. El especialista le advirtió que allí empezaron a moverse por la hotelería con un año de antelación y le remarcó que este encuentro le permitió a esta ciudad posicionarse turísticamente. “Por eso en turismo no nos podemos equivocar. Si sacamos 10, gana el empresario y el vecino. Hay que tener en claro que el congreso puede ser una condena o una bendición, para todos”, dijo Perea.

Unos 6 millones de pesos
El costo de este congreso, organizado por el Instituto Cervantes, la Real Academia Española y el gobierno argentino, está estimado en 1,7 millón de euros (unos 6 millones de pesos). Pero hasta ahora no se consiguieron esos fondos y ni siquiera se habilitó la cuenta bancaria desde donde se los administrará. Allí, el primer aporte lo hará la Nación, que sólo se comprometió con 100 mil pesos. El resto se deberá conseguir de donaciones de empresas privadas. Las negociaciones y las mayores expectativas están puestas en las compañías de origen español, como Repsol YPF, Telefónica y Telefé.

Autoridades de la Real Academia Española y del Instituto cervantes durante la visita a el teatro El Círculo. Por su parte, el gobierno provincial se comprometió a invertir un millón de pesos para el encuentro, que se destinarán a actividades culturales e infraestructura del Museo Histórico Julio Marc y la Sala Lavardén. Pero los 2 millones de pesos necesarios para refaccionar el teatro El Círculo, lugar donde se realizará la apertura del congreso, también dependen de donaciones privadas. Y según reconoció a La Capital la vicegobernadora, María Eugenia Bielsa, “la plata se está juntando, ya hay tres empresarios dispuestos a dar 200 mil pesos cada uno”.

En el clásico teatro, reconocido como uno de los de mejor acústica del mundo, se instalará un sistema de aire acondicionado que costará aproximadamente 300 mil pesos, se restaurarán butacas, pintarán el frente y reconstruirán la vereda y la calle. “Llegaremos con las obras contrarreloj, pero llegaremos”, prometió Bielsa.

El secretario de Cultura provincial, Raúl Bertone, aclaró que en el Museo Histórico del parque Independencia también se colocará aire acondicionado, se arreglarán los techos, la iluminación y se tratará de ajustar el espacio a las normas internacionales de seguridad. “Si bien hay asignado un presupuesto oficial buscamos el aporte privado porque esa obra superará los 400 mil pesos y será necesario que una parte sea solventada por empresarios”.

El que parece ya estar haciendo uso de los 4 millones de pesos que presupuestó para obras, si bien todavía no se ven máquinas y obreros en la calle, es el municipio. Al menos así lo sostiene la secretaria de Planeamiento, Mirta Levin, quien aseguró que se están cumpliendo los tiempos previstos para la transformación urbana del tramo que va desde los Silos Davis a la Estación Fluvial, la remodelación de la peatonal Córdoba y de los frentes de varios edificios de la ciudad. “La etapa de proyectos está terminada, la mayoría de las licitaciones están en marcha y ahora resta la obra en sí, pero llegaremos bien a noviembre”, indicó Levin.

Quienes al igual que Levin dicen que terminarán a tiempo las obras programadas son las autoridades del Aeropuerto Internacional Rosario, el Monumento Nacional a la Bandera y la Terminal de Omnibus.


fuente: Laura Vilche-Rodolfo Montes, diario La Capital

Compartilo en tus redes. Gracias !