Pandemia y Oportunidad: Acelerar el avance hacia una sociedad plenamente Humana

Estamos en esos recodos de la Historia cuando las circunstancias hacen florecer lo mejor de Lo Humano.

Escasos momentos con tragedias y solidaridad en los que la reflexión colectiva conecta la cabeza con el corazón (y las tripas) de millones al mismo tiempo.

Lo verdaderamente importante se impone y ordena las prioridades. Esos tiempos cuando se gestan y se aceleran los cambios sociales positivos.

Pero también quedan al descubierto aquellos anti-humanistas que buscan impedir todo avance social si interpretan que pueden perder algún privilegio. Llevan milenios sometiendo a los pueblos con dulces engaños o por la fuerza.

Todo ocurre a nivel global, planetario, como fue públicamente anunciado por Silo y el Movimiento Humanista desde los 80s.

Pero también se dijo: la Historia muestra que siempre los pueblos se sacudieron del lomo a los tiranos de su tiempo. Que la sociedad continuó mejorando a pesar de los violentos.

Esta pandemia viral que nos azota como humanidad también nos pone en sitiacion de reflexionar. Como planteó Silo en su

“Quinta Carta a mis Amigos

1. El tema más importante: saber si se quiere vivir y en qué condiciones hacerlo

Millones de personas luchan hoy por subsistir ignorando si mañana podrán vencer al hambre, a la enfermedad, al abandono. Son tales sus carencias que cualquier cosa que intenten para salir de esos problemas complica aún más sus vidas. ¿Se quedarán inmóviles en un suicidio simplemente postergado?; ¿intentarán actos desesperados? ¿Qué tipo de actividad, o de riesgo, o de esperanza, estarán dispuestas a afrontar? ¿Qué hará todo aquel que por razones económicas, o sociales, o simplemente personales, se encuentre en situación-límite? Siempre el tema más importante consistirá en saber si se quiere vivir y en qué condiciones hacerlo.”

Una pregunta que nos obliga a mirarnos hacia adentro, tanto como individuos como sociedad.

El Sistema de opresión económica se desmorona. La organización social queda cuestionada. Tenemos a la vista la oportunidad de acelerar los cambios positivos tan ansiados.

Avancemos paso a paso hacia una sociedad humana no violenta. Compartamos el ideal de ir hacia una sociedad plenamente humana en la que, por el solo hecho de nacer, todo individuo tenga garantizada la cobertura de las necesidades básicas, y la igualdad de oportunidades. En el acceso al conocimiento y a todo aquello que haga a sus más altas y profundas aspiraciones.

Avancemos hacia la Nación Humana Universal.

Paz Fuerza y Alegría para todos

 


Editorial por Gabriel Gómez Fiori

Director de Nuevaregion.com

Compartilo en tus redes. Gracias !