La Legislatura de Santa Fe sancionó la ley provincial de paridad de género

La nueva norma deroga el cupo femenino y establece la representación igualitaria entre varones y mujeres en los tres poderes del Estado, los partidos políticos y los colegios profesionales.

Un amplio consenso político permitió la sanción de la ley que había sido cajoneada por el Senado dos veces.

Por Ezequiel Nieva
ElCiudadanoWeb.com


En una jornada histórica, la Legislatura provincial sancionó este jueves la ley de paridad de género por la cual se deroga el cupo femenino y se establece la representación igualitaria entre varones y mujeres en los tres poderes del Estado (excepto la fórmula de gobernador y vice), los partidos políticos y los colegios profesionales.

El proyecto tenía media sanción del Senado desde el 18 de junio. Después de varias semanas de negociaciones, las diputadas tomaron esa iniciativa como referencia –en lugar de sus propios proyectos presentados en la Cámara baja– y acordaron con los senadores y la única senadora (además de la vicegobernadora Alejandra Rodenas), una serie de cambios que favorecieron la sanción definitiva de la paridad de género.

La ley de paridad de género establece la representación igualitaria entre varones y mujeres a nivel estatal, pero también en los partidos políticos y las asociaciones, consejos y colegios profesionales. Santa Fe era una de las ocho provincias que no contaban con paridad de género, una deuda de la democracia con las mujeres que, finalmente, este jueves quedó saldada.

Luego de una serie de intercambios entre ambas cámaras, las diputadas aceptaron votar el proyecto elaborado por el senador del PJ Rubén Pirola, pero introdujeron una serie de cambios.

La iniciativa se aprobó primero en Cámara de Diputados, por amplia mayoría. Todos los bloques políticos acompañaron el proyecto con sus votos, a excepción de los “celestes” de Somos Familia y Vida cuyos representantes se abstuvieron. Luego los senadores completaron el trámite y le dieron sanción definitiva por unanimidad.

La ley define como paridad de género a “la representación igualitaria de varones y mujeres en un 50% para cada género en la conformación de listas electorales y en la composición de estructuras orgánicas o de cargos y ternas o nóminas de designación”. Esto abarca la composición e integración de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los partidos políticos, los entes públicos o con participación estatal y asociaciones y los consejos y colegios profesionales.

La nueva normativa se empezará a aplicar el año próximo para la categoría de concejales y en 2023 para los cargos legislativos (diputados y senadores) y para las comisiones comunales.

“Una norma muy ansiada”

Luego de la aprobación de la ley, la vicegobernadora y presidenta del Senado Alejandra Rodenas consideró que “se trata de una construcción colectiva, en un tiempo y un escenario adversos” y ponderó que, “una vez más, el movimiento de mujeres es protagonista de un cambio de época que ha llegado para quedarse”.

Rodenas sostuvo que “se trata de una norma muy ansiada, un hito en la consolidación de una democracia paritaria en Santa Fe” y explicó que “esta ley promueve un escenario donde la equidad y la justicia definirán un nuevo y virtuoso paradigma de representación y participación”, al tiempo que resaltó “la lucha del movimiento de mujeres, la constancia y pasión de compañeras de diferentes sectores políticos”.

La vicegobernadora manifestó además que “el recorrido de la ley de paridad de género demuestra que se pudieron alcanzar los necesarios consensos” y al mismo tiempo ponderó las dificultades: “Construimos esta ley en un tiempo y un escenario atravesados por una pandemia global, con la economía en crisis y frente a la indiferencia o la reacción de sectores que se resisten a aceptar la igualdad como valor social”.

La presidenta del Senado subrayó: “Desde el mismo inicio de nuestra gestión, nos hemos propuesto junto con el gobernador Omar Perotti incorporar a la agenda pública todas las cuestiones relativas al género que estaban pendientes. La creación de la Secretaría de Estado de Igualdad y Género dio cuenta de esta decisión, y así lo hicimos. Con paridad hoy dimos un paso más y así seguiremos cumpliendo con aquello que nos hace a todas y todos más iguales y más democráticos”.

“Para entender la dimensión que adquiere este paso que hemos dado, es imprescindible recordar que no hay democracia completa sin asumir el paradigma político de la igualdad entre hombres y mujeres. Ése es el desafío actual, y así fue asumido por legisladoras y legisladores”, cerró.

“Cristaliza nuestros derechos”

Por su parte, la diputada socialista Lionella Cattalini subrayó que “este es un día histórico para la democracia santafesina y argentina” y recordó que “ninguna conquista ha sido fácil ni rápida para las mujeres”.

“Esta cámara –recordó la diputada– aprobó dos proyectos de paridad de género que se encontraron con una barrera en el Senado. Hoy tenemos la posibilidad de tener una ley y, aun sabiendo que no es la mejor, tenemos en claro que es un gran avance para que Santa Fe deje de ser unas de las pocas provincias argentinas que hoy no cuenta con una ley de paridad y cristalice nuestros derechos”.

“También tenemos en claro que esta ley de paridad es una realidad gracias a la organización y la insistencia de muchísimas mujeres de ámbitos e ideas políticas distintas, unidas por un único objetivo: construir una sociedad en la que los y las ciudadanas tengamos las mismas oportunidades de acceder a espacios de decisión. En adelante, como hicimos hasta aquí, vamos a seguir luchando para mejorar el sistema político de la provincia de Santa Fe”, aseguró Cattalini.

“Una deuda de la democracia”

“La paridad es un avance para tener una democracia y una institucionalidad mejor, que sea realmente representativa de la sociedad”, sostuvo la diputada del PJ Lucila De Ponti. “Esta ley es una herramienta para las mujeres de todo el territorio santafesino que en cada una de las 365 localidades trabajan para que se respete su participación política y para ejercerla de forma igualitaria”, añadió.

De Ponti destacó también el avance que significa contar con esta norma a nivel provincial: “Nos alegra que Santa Fe deje de estar entre las pocas provincias que no contaban con una ley de paridad y que esta conquista de un nuevo derecho se alcance en el marco de un gobierno peronista, porque nuestra historia tiene que ver con la ampliación de derechos y esta era, sin dudas, una deuda de la democracia”.

Para finalizar, la legisladora consideró este paso como fundamental a la hora de encarar nuevos desafíos. “El Estado tiene que seguir siendo el encargado de fomentar las transformaciones que permitan fomentar igualdad y paridad, no solamente en las instituciones públicas, sino en todos los espacios de la sociedad donde las mujeres y disidencias desde hace muchos años participan y luchan por tener representación”, evaluó.

Divergencias

Aunque en líneas generales el movimiento feminista apoyó la sanción de la ley, hubo algunas divergencias en cuanto al contenido y el alcance. La Mesa de Mujeres por la Paridad, que reúne a dirigentes de todos los espacios políticos de la provincia, señaló que el dictamen final aprobado este jueves “no contempla algunas modificaciones sustanciales para garantizar igualdad efectiva”.

Según la Mesa, se debería haber incluido el criterio de paridad en la fórmula de gobernador y vice, se tendría que aplicar en la categoría de comisiones comunales a partir de las elecciones de 2021 y también establecer que “los reemplazos serán por mujer hasta alcanzar la paridad en la conformación de los cuerpos”.

“Entendemos que la exclusión de la fórmula de gobernador y vice y la aplicación diferida de la paridad en los cargos electivos comunales no tienen justificación y representan un retroceso respecto a los antecedentes de reemplazos que hemos conquistado las mujeres en nuestra provincia”, indicaron desde la Mesa de Mujeres por la Paridad.

La tercera fue la vencida

Esta es la tercera vez en cuatro años que la Legislatura debate la paridad de género. En 2016 y en 2018, dos iniciativas similares tuvieron media sanción en la Cámara de Diputados y luego naufragaron en el Senado, donde nunca se trataron y perdieron estado parlamentario.

El 7 de mayo de este año, las diputadas del Frente Progresista –con apoyo de colegas de otras bancadas– ingresaron por tercera vez el proyecto, con alcances más acotados ya que no contemplaba los cargos en la Justicia ni en el Poder Ejecutivo. Una semana más tarde, el senador Pirola ingresó la iniciativa que se terminó votando en junio en el Senado y que este jueves terminó de convertirse en ley.

A diferencia de lo que ocurrió en las dos ocasiones anteriores, en esta ocasión prevaleció el diálogo entre las dos cámaras con el objetivo de lograr los consensos necesarios para que finalmente haya ley de paridad en Santa Fe, lo que finalmente ocurrió este jueves.

Compartilo en tus redes. Gracias !