Hay pruebas para investigar

El abogado de la familia dijo que el muchacho fue golpeado por un hombre corpulento y después de levantarse, hinchas de Central “le dieron los golpes mortales”. Además, pidió que declare como testigo el chico que iba en la moto con Moreira.

La familia de David Moreira y su abogado pidieron ayer que la investigación por el linchamiento del joven, en barrio Azcuénaga, avance sobre hinchas de Central que estaban reunidos en la zona. Según expresa el escrito que el letrado Norberto Olivares entregó ayer al Ministerio Público de la Acusación, a tres meses del brutal crimen se intenta indagar sobre “el tipo de relación del grupo atacante con el club de Marcos Paz al 5400” –que aparentemente estaba cerrado–, tras lo sucedido el sábado 22 de marzo, en la previa de un partido de Central. Además, pidió nuevas medidas, entre ellas, que declare como testigo Isaías D., el chico que iba en la moto con Moreira, y que fue condenado por el robo en el que –según los investigadores– participó David, de 18 años. La familia y amigos del pibe asesinado protestaron porque a 90 días del hecho aparece “difusa” una hipótesis. “Mis otros hijos hoy no podían levantarse por la tristeza que causa esta situación”, dijo Lorena Torres, madre de la víctima. En tanto, el fiscal Florentino Malaponte, aseguró que “no se dejó de trabajar” y habló de una “posición optimista” con la investigación.

Con una bandera negra que reclamaba, en letras blancas, “justicia” por el joven que murió el 25 de marzo, tres días después de haber recibido una salvaje paliza –derivada de la denuncia a voz en cuello de una mujer por el robo de una cartera–, en la zona de Liniers y Marcos Paz; familiares, vecinos y amigos de David volvieron a Tribunales. “Todo se juzgó muy rápido y no todo pasaba por el robo. Me parece que se investigó superficialmente el homicidio. Hay pruebas suficientes para investigar”, dijo Lorena, en las escalinatas de calle Balcarce al 1600.

El abogado de la familia habló de “unos diez testigos presenciales, que señalan a jóvenes hinchas de Central que estaban haciendo la previa cerca del club. David se los topó en su carrera, después de haber sido chocado con Isaías D., el muchacho que conducía la moto donde circulaban ambos. Ahí aparece una línea de responsabilidades”, planteó. Según pudo establecer de la lectura del legajo judicial, David “fue golpeado por un hombre grande, puede ser de edad o de porte; y después intentó levantarse varias veces. Los fanáticos de Central le dieron los golpes definitivos”, dijo.

Olivares señaló que Isaías y David fueron “alcanzados por una furgoneta vieja, blanca, tipo Kangoo o Fiorino, que los hizo volcar y caerse de la moto”. Luego –siempre según las testimoniales– salieron a la carrera por Liniers. David corrió hacia Larrea; e Isaías, para el otro lado. David fue encerrado por un grupo a la altura del club. Una de las testigos dijo que un muchacho grandote le tiró una piña y comenzó la golpiza mortal”.

Una de las cuatro medidas propuestas por la querella apunta a que Isaías D. brinde testimonio en el marco del homicidio. Para Olivares, resulta “paradójico” que el chico haya sido condenado en 86 días, con un trámite de juicio abreviado; y “que en 90 días, un asesinato de esta naturaleza, cobarde y salvaje, no tenga ni siquiera una pista concreta. Nos parece casi patético que se valore más el arrebato de una cartera; mientras el asesinato por una horda de salvajes cobardes todavía sigue impune, sin instancia de resultado”, lanzó, en contacto con la prensa.

Las otras tres diligencias solicitadas apuntan a que se cite al titular de una línea –aporta el número– que llamó al 911 para contar lo que estaba sucediendo. Que se oficie a las empresas de telefonía para que informen sobre líneas captadas en el lugar y franja horaria de los hechos. También que amplíen declaración dos testigos para brindar mayores detalles.

El fiscal Malaponte aseguró que “la causa está encaminada y la investigación sigue. Estamos haciendo medidas constantemente, que por el bien de la pesquisa no se pueden hacer públicas”. Al mismo tiempo, expresó: “Si hay propuestas de la querella se impulsarán las medidas”. Además, diferenció la causa del robo de la del homicidio de David. “El robo es otro delito en el que se logró un acuerdo de partes, con la fiscal interviniente de la unidad de Investigación y Juicio. Eso no puede compararse con esta causa”, dijo.

FG_AUTHORS: Rosario/12

Compartilo en tus redes. Gracias !