El Caso de Chile. Tomás Hirsch revela la verdad en Berlín

Tomás Hirsch en gira europea: "El caso de Chile – El fracaso del modelo de éxito, del triunfo del neoliberalismo hasta las protestas masivas… Por muchos años se ha exportado al mundo la imagen de Chile como el ejemplo perfecto del éxito del modelo neoliberal cuando la realidad es que ha sido un tremendo fracaso… 

En Berlín este pasado Jueves 1° de marzo, durante un ameno e inspirador encuentro del referente humanista Tomás Hirsch con activistas europeos en la “Haus der Demokratie und Menschenrechte" (Casa de la Democracia y los Derechos Humanos), la realidad del caso de Chile quedó al descubierto. Esa imagen tan difundida internacionalmente de “Chile triunfante” ha sido reemplazada por “Chile de manifestaciones sociales”.

 

Pressenza, Berlín, 4/Marzo/2012, por Jorge van Schouwen

 

En una charla fluida, repleta de información y toques de humor Tomás Hirsch toco el tema "El caso de Chile – El fracaso del modelo de éxito, del triunfo del neoliberalismo hasta las protestas masivas". Por muchos años se ha exportado al mundo entero la imagen de Chile como el ejemplo perfecto del éxito del modelo neoliberal. En términos de justicia social el modelo ha sido un verdadero fracaso ya que ha beneficiado a un muy pequeño porcentaje de la población del país. Hoy el mundo se percata de la verdadera realidad cuando cientos de miles de Chilenos se vuelcan a las calles en manifestaciones y protestas.

Cómo llegamos a este punto, fue uno de los temas centrales de la charla de Tomás Hirsch cuando comentó que después de una dictadura de 17 años seguidos por una democracia formal de otros 20 años, la imagen bien difundida empezó a desmoronarse hace unos 3 años. Mencionó que Chile es un caso bastante singular en el cual se construyó una sociedad “laboratorio” siguiendo las recetas neo-liberales de Milton Friedman y hoy en día a 22 años de Democracia formal, la Constitución de Chile elaborada por la dictadura todavía sigue vigente.

Menciona que en términos macro económicos Chile mejoraba cada año pero la brecha entra las cifras macros y la situación cotidiana de la gente crecía y las cosas se ponían cada vez más difíciles. La brecha se ampliaba y actualmente según cifras del IMF y BM el 50% de los chilenos perciben un salario promedio similar al salario promedio de Angola pero siendo la economía chilena 10 veces mayor. Una malísima distribución del ingreso que deja a Chile a apenas 11 puestos de tener la peor distribución de ingresos en el planeta.

La gente se siente estafada por un sistema corrupto. Por muchos años se les decía que llegaran a un acuerdo tácito sobre una promesas de mejoría futura. Una suerte de “contrato social no dicho”. El cuento era más o menos así: “dejen que nosotros los ricos nos hagamos más ricos pero a cambio vuestros hijos podrán estudiar ya que con nuestra riqueza les podremos otorgar créditos y así ellos mejorarán su situación. Claro les cobraremos por la educación pero una vez ya titulados fácilmente pagan los créditos”. El número de estudiantes se multiplicó 10 veces. Pero cuando se titularon y quisieron entrar al mercado laboral o no había trabajo, o los salarios eran miserables o estaban demasiado agobiados por la deuda. La gente se sintió estafada. Al primer gran movimiento estudiantil en 2006 protagonizado por estudiantes secundarios se los convenció de que venían cambios, se estableció una comisión pero en realidad todo siguió mas o menos igual. ” A nivel social y personal toda la obra que iba a llegar- no llego! y la alegría que ya venia- no llego!

Llegamos al 2010 con un nuevo gobierno que logra un respiro de las demandas sociales debido a un devastador terremoto y luego 33 mineros atrapados bajo tierra. Todo Chile hace una pausa.

Pero para 2011 un nuevo fenómeno irrumpe a través de las redes sociales de Twitter y Facebook, esta vez con respecto a un tema ambiental relacionado con la construcción de una represa en la Patagonia con un tendido eléctrico de 3.000 kms para dar electricidad a mineras multinacionales en el Norte de Chile. Este proyecto se pretende aprobar con una evaluación de impacto ambiental totalmente inadecuada. Se genera una indignación impresionante y una gran movilización organizada a través de las redes sociales. Aparece un estilo distinto de la política tradicional. Es de carácter no- violento, horizontal, participativo y se inspira muy rápidamente de esa otra forma muy similar que esta apareciendo en el mundo entero pero especialmente en el mundo árabe. Los estudiantes secundarios del 2006 ahora son los universitarios del 2011 pero esta vez apoyados por sus padres y amplios sectores de la sociedad.

A la par escándalos económicos gigantescos salen a la luz. Una cadena de multi-tiendas ha estado estafando a un millón de chilenos. Una agrupación de farmacias ha estafado a 3.5 millones de Chilenos. La credibilidad del Gobierno y el modelito neo-liberal está en desintegración adentro y afuera de Chile. O sea explota una situación que venía de años y comienzan los momentos de movilización social. Para subrayar más el punto de la nueva característica de las movilizaciones sociales, en este momento una región entera se moviliza cuando se siente estafada al descubrir que han estado pagando el doble que lo paga el resto del país. Esta movilización es histórica ya que ocurre en pleno verano. El apoyo ahora crece en dos regiones más y se acentúan las movilizaciones sociales. Los estudiantes vuelven a clases en estos días y aumentaran las movilizaciones sociales y las esperanzas de cambio.

Pero todo esto no basta y no garantiza nada a menos que se reflexione cuidadosamente y profundamente sobre cómo pasar a cambios estructurales. Una reflexión sobre los temas de fondo tales como democracia real/formal, no violencia/ violencia, trabajo/capital, público/privado, etc. Esta reflexión tiene que responder a cuestiones de cómo darle continuidad a este proceso de cambio o si no, terminaremos fragmentados en miles de intereses. Sabemos que el sistema silencia, reprime y digiere los cambios y las nuevas etapas tendrán que tener cierta organización, dirección y mirada abierta al futuro.

Tomás Hirsch termina su charla con una imagen muy simpática al decir que es igual que cuando estamos mirando al horizonte para ver cuándo se vienen las nubes pero en realidad las nubes aparecen alrededor de uno instantáneamente cuando se dan ciertas condiciones climáticas.

El evento fue organizado por “Welt ohne Kriege e.V.” www.worldwithoutwars.org (Mundo sin Guerras) y el Parque de Estudio y Reflexión Schlamau www.parkschlamau.org

Tomás Hirsch en las redes sociales:
www.facebook.com/tomashirsch
www.twitter.com/tomashirsch 

Compartilo en tus redes. Gracias !