Dos Rosarinos viaja a la NASA gracias a ARICANA

Dos jóvenes viajarán a Estados Unidos en septiembre próximo para conocer, y también vivir, el entrenamiento de los astronautas.

Por Georgina Paladino / LaCapital.com.ar

En el marco de la conmemoración del 50º aniversario del viaje a la luna del Apolo 11, la Academia Espacial Avanzada, dirigida por el Centro Espacial y de Cohetes de los Estados Unidos, lanzó a principios de año una convocatoria para estudiantes secundarios de la Argentina —de entre 15 y 17 años— para vivir una experiencia única. Dos rosarinos tendrán esa oportunidad.

La iniciativa tiene como objetivo explorar la preparación para una carrera universitaria y profesional a través de una experiencia de inmersión en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Para ello se seleccionaron cincuenta chicos y chicas del país y tres mentores adultos que participarán en un campamento espacial de la Nasa del 22 al 27 de septiembre en Huntsville, Alabama, Estados Unidos.

En la convocatoria se postularon casi 900 estudiantes de todo el país que fueron evaluados de acuerdo con el desempeño académico, nivel de inglés e interés por la ciencia.

“El universo no se comporta de acuerdo con nuestras ideas preconcebidas. Nos sigue sorprendiendo”, dijo Stephen Hawking en uno de sus discursos. Es que desde el principio de los tiempos, el cosmos es materia de análisis y observaciones que no dejan de fascinar a aquellos que trabajan por develar sus misterios, aunque siga siendo uno de los objetivos más complejos.

“Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”, enunció Albert Einstein, que se interrogó incansablemente acerca de las leyes que rigen el universo. Ese mismo espíritu curioso se puede ver en Evelyn Muratore (15) y Lautaro Vásquez (17), que fueron seleccionados por la Academia Espacial Avanzada. Ambos estudian hace años en Aricana y viajarán junto a cincuenta jóvenes de todo el país a Estados Unidos.

¿Alguna vez se imaginaron este presente? ¿Qué expectativas tienen con este viaje?

Lautaro: La verdad es que no. Cuando me enteré de que gané la beca no lo podía creer. No busqué información para poder disfrutar de lo que viene. Tengo ganas de aprender de la experiencia y también conocer más de la cultura estadounidense.

Evelyn: De chica soñaba con ser bailarina, ¡nada que ver! (se ríe). Mis expectativas son aprender de la cultura, ciencia y tecnología y conocer a los demás participantes…

¿Cómo se enteraron de esta convocatoria?

Lautaro: Ambos nos enteramos a través de Aricana. Nos animamos, llenamos un formulario extenso y tuvimos que hablar unos minutos en inglés sobre un proyecto científico. También nos hicieron una entrevista por teléfono en ese idioma.

¿Sobre qué temas hablaron?

Evelyn: Yo justo había dado átomos en la escuela así que presenté eso en el video.

Lautaro: Yo hablé sobre la cinta de Moebius (símbolo del infinito). Ya lo tenía visto porque me gustan la astronomía y la física y quedaba acorde para presentar en un video de un minuto.

¿Es la primera vez que les toca viajar al exterior por una convocatoria?

Lautaro: Es la primera vez para ambos.

¿Piensan seguir alguna carrera vinculada a la astronomía?

Evelyn: Todavía no estoy segura pero por el momento quiero seguir Ciencias Económicas.

Lautaro: Uno de mis planes es seguir medicina forense pero también quiero ver si se da la posibilidad de obtener una beca en Japón para estudiar ingeniería allá. Todo está por verse…

Una historia cercana

Gabriela Venesia, directora ejecutiva de Aricana, trae en sus manos una medalla muy especial para la historia de la institución. En unas de sus caras, se puede ver la escena del alunizaje ya que en el 20 de julio de 1969 se realizó la inauguración final del primer laboratorio de idiomas de la ciudad. El mismo día, en otra parte del universo, el hombre llegaba a la Luna por primera vez.

   “Estamos muy orgullosos de que Evelyn y Lautaro, alumnos de Aricana desde hace mucho tiempo, sean embajadores del país en Estados Unidos”, explicó Gabriela y agregó que desde la institución promueven el intercambio cultural.

   “Yo aprendo constantemente de los chicos que estudian acá. Son agentes de cambio y la experiencia que vivirán Evelyn y Lautaro va a tener un alto impacto en sus vidas. Con esto me refiero a un cambio positivo bajo el convencimiento de que a través del compromiso con la educación vamos a depositar en manos de nuevos líderes la construcción de una sociedad más justa”, detalló.

Spread the love