Correo

Vampiros

En las últimas semanas mucho se habla de los fondos especulativos de inversión, conocidos popularmente como fondos buitre. No es novedad que los banqueros encarnan la usura legalizada, pero esto no es solo a nivel internacional sino que en todos los territorios el capital financiero acompaña a todos los capitalistas en su cotidiano accionar de explotación y expoliación.

El capitalismo es de por sí un sistema predatorio, extrae a la mayoría de productores desposeídos de propiedad sus energías, la plusvalía. El proceso de acumulación originaria del capital está amasado en sangre y lodo en toda latitud.

En esta región del mundo bien sabemos que las familias constitutivas de la clase dominante amasaron sus fortunas con la esclavitud, el tráfico de personas, las guerras como la del Paraguay, el exterminio de los habitantes originarios, la explotación en ingenios y obrajes. Los buitres y vampiros están en todos los territorios, no hay un “adentro” y un “afuera”, en como explica Félix Guattari un sistema Capitalista Mundial Integrado, una maquinaria de expoliación y dominación que se vale de diversos dispositivos y mecanismos, económicos, políticos, ideológicos y hasta psicológicos.

El discurso nacionalista tiende a minimizar la activa participación de los políticos y clases dominantes vernáculas coaligadas y/o aliadas con empresarios y banqueros.

La deuda externa/eterna, fue contraída durante la dictadura cívico﷓militar (1976﷓1983), pero luego refrendada y garantizado su pago durante los sucesivos gobiernos civiles desde la reapertura constitucional. Ajuste sobre ajuste, planes, planes y planes, siempre regresivos y represivos.

La imposición del modelo sojero﷓minero y agroexportador es una cruda y patética realidad. La gradual e imparable militarización de la sociedad que se opera por diversas vías, discursivas y materiales es aun más explícita cuando estallan huelgas obreras y conflictos contra empresas mineras, productoras de agrotóxicos y otros. Y queda de manifiesto que es funcional al nuevo ajuste para el pago de la deuda.

Es un sistema integral, contra el que debemos luchar solidarios, los buitres son carroñeros, pero los vampiros están muy cerca de nosotros y no hace falta mirar hacia otro hemisferio, sino tomar conciencia, romper con la alienación social que nos imponen.

Carlos A. Solero

casolero_1@hotmail.com

FG_AUTHORS: Rosario/12

Spread the love