Coronavirus: Sukerman reconoció que hay empresas que no alertan la detección de casos

El ministro de Trabajo de la provincia, Roberto Sukerman, pidió que los empleados denuncien si sienten vulnerados sus derechos

Por Florencia O’Keeffe
LaCapital.com.ar

La curva de contagios de coronavirus crece sin parar en Santa Fe, y Rosario es la ciudad que más casos concentra.

Mientras se decidieron medidas para que circule la menor cantidad de gente para intentar frenar el ascenso, el ministro de Trabajo de la provincia, Roberto Sukerman, pidió a los trabajadores que se queden en sus casas ante la aparición de síntomas de Covid-19, sin tener miedo de perder el presentismo, que les descuenten el día, los sancionen, o los echen. “Están amparados por la ley”, enfatizó.

Y recordó que es obligatorio el aviso a las autoridades de Salud cuando los trabajadores dan positivo en los testeos de coronavirus, aunque destacó que todavía hay empresas que no realizan esos informes.

“Si se sienten presionados, si ven que sus derechos se vulneran, o que en su ámbito laboral no cumplen con los protocolos de minimización de riesgos pueden hacer la denuncia”, dijo el funcionario, quien agregó que para eso existe la posibilidad de que sea, incluso, en forma anónima al 0800 555 3846, o vía mail a denunciastrabajo@santafe.gov.ar.

Sukerman destacó que en este momento de alta circulación del virus es imprescindible recordar que toda persona que tenga una tarea que sea posible realizar desde su hogar, debe hacerla de ese modo. “Las empresas deben priorizar el teletrabajo con todo el personal que se pueda”, y puso como ejemplo que en muchas compañías grandes “asisten al lugar de trabajo los obreros, por ejemplo, cuyo trabajo manual es irreemplazable, pero en la parte administrativa no hay nadie, porque cumplen funciones desde su casa”.

Según datos de la secretaría de Salud Municipal, en una semana trepó casi al doble el total de contagiados en empresas, fábricas, administraciones, bares, lugares de indumentaria, clubes y otros sitios de alta circulación de gente. El número de aislados en esos rubros pasó de 256 el viernes 21 de agosto, a 485 el viernes pasado.

Responsabilidad

El ministro de Trabajo apeló también a la responsabilidad individual, la que señaló como “importantísima” para frenar los contagios. “Vemos que en la mayoría de los casos la gente no se enferma dentro de la empresa, o en la oficina, sino cuando sale y se reúne con amigos, se van a tomar algo, o a comer un asado con otras personas. Este es un momento para ir de la casa al trabajo y del trabajo a casa”, enfatizó Sukerman.

Reconoció que hay muchas empresas que hacen las cosas bien, donde los protocolos se cumplen, donde todo el mundo usa su barbijo y su máscara, toma distancia, cumplen con turnos. Y por supuesto hay otras “en las que las cosas se pudieron ir relajando, quizás en empresas más pequeñas u oficinas; es allí donde apelamos aún más a la conciencia de quienes están al frente para que recuerden a los trabajadores las medidas de protección”.

El funcionario vio como un dato alentador que estén funcionando mucho más los comités mixtos, que son los grupos que deben formarse en toda compañía de más de 50 empleados, conformados por responsables de la empresa y representantes de los trabajadores quienes en forma conjunta deben elaborar los protocolos internos para minimizar los riesgos de contagio de coronavirus. “Hay cada vez más, y nos alegra porque es un tema al que le pusimos mucho énfasis”.

En las empresas de menos de 50 empleados debe designarse un delegado para que junto a los empleadores trabaje en este tema. También destacó que los protocolos son dinámicos, y que por eso es necesario ir revisándolos, si hace falta.

“Hay firmas que ya armaron 5 protocolos, otras 10, porque la realidad de cada empresa fue variando desde aquellos primeros momentos de la pandemia hasta ahora”. Esos protocolos, comentó Sukerman, pueden subirse a una plataforma especialmente diseñada por Trabajo para que puedan ser aprobados.

El ministro recordó que toda persona que tenga más de 60 años está eximida de cumplir sus tareas en forma presencial. En el caso de que de todos modos quiera ir a trabajar, debe acordarlo con la empresa y hacerlo conocer a la ART.

Respecto de los empleados de cualquier edad que tengan comorbilidades (enfermedades previas, una o más) “consideramos que no deben ir a trabajar de ningún manera porque el riesgo de complicaciones es alto; quizá puedan darle actividades para que realicen desde sus hogares”, resaltó Sukerman.

Ante el mínimo síntoma

Sukerman recordó que el aviso a las autoridades de Salud sobre un trabajador dio positivo en el test de coronavirus es obligatorio, y en ese sentido, el ministro de Trabajo apuntó que todavía hay empresas que no realizan el correspondiente informe. “El otro día nos pasó en un supermercado. Intervinimos porque teníamos una denuncia de un caso de COVID-19 positivo que no estaba registrado en Salud. Efectivamente era así, y aunque habían hecho todo bien en cuanto a aislar al trabajador y a sus contactos, no puede ser que no den aviso a las autoridades sanitarias, que en definitiva son las que conocen exactamente las medidas que esa empresa debe tomar”, señaló.

En relación a las acciones que una persona debe hacer si no se siente bien físicamente, el ministro recordó que “ante el mínimo síntoma compatible con coronavirus, el trabajador se tiene que quedar en su casa, llamar al 0800 555 6549, o a su emergencia privada, y no tener miedo de faltar porque lo reprendan, o le hagan perder el presentismo o por miedo a que lo echen. Están amparados por la ley y, además de cuidarse ellos y a los suyos, están cuidando a sus compañeros y a toda la empresa”, remarcó.

Finalmente Sukerman sostuvo que, en relación al actual contexto epidemiológico “me preocupa que los casos suban de tal manera que no dé abasto el sistema de salud, y entonces tendremos que tomar medidas más extremas. En buena medida, que eso no pase, depende de la responsabilidad de cada uno de nosotros”.

Compartilo en tus redes. Gracias !