#Cambiamos: Miles de rosarinos no pueden ir de vacaciones y repuntó el consumo gastronómico

“De todos modos venimos mal”, aclararon…. Las heladerías también se beneficiaron.

La ciudad de Rosario (Argentina) también recibió el impacto de la crisis económica generada por el gobierno de Macri-Cambiemos. En lo que va de Enero 2019, se da un fenómeno particular: un breve repunte en el consumo de los corredores gastronómicos en un momento del año donde habitualmente hay caída en las ventas. La suba es entre un 9 y un 11 por ciento.

Muchos rosarinos no salieron de vacaciones o lo hicieron por pocos días. Es por eso que durante los últimos fines de semana en los bares y restaurantes de Paseo Pellegrini se notó mayor afluencia. Y en el caso de las heladerías, el buen clima ayudó a repuntar la venta en los mostradores.

“Hay un mayor movimiento producto de la gran crisis que vivimos. Y evidentemente, hay gente que redujo los tiempos de vacaciones o directamente no pudo viajar. Y muchos de los que se quedaron se volcaron a los corredores gastronómicos”, apuntó el titular de Paseo Pellegrini, Alejandro Pastore, para agregar: “Se ha priorizado la salida, se nota más gente en Rosario que en enero pasado”.

De todos modos, este “veranito” de unas pocas semanas no les cambia la cara a los titulares de bares y restaurantes. “Octubre fue malo, noviembre mediocre, diciembre no estuvo a la altura; es lógico que tengamos un enero mejor“, razonó el dirigente gastronómico.

El clima, pese a varias jornadas de tormentas intensas, también colaboró. “Se está aprovechando mucho el espacio de veredas y se permanece más tiempo en un enero que es medianamente positivo, pero producto de que se perdió capacidad de compra y ahorro, y de que la gente no vacacionó. No es un elogio a la economía macrista. Si prefieren, cambio un enero malo por octubre, noviembre y diciembre buenos”, aclaró Pastore.


Nota original de LACAPITAL.COM.AR con algunoas modificaciones en redacción de Nuevaregion.com

Spread the love