Arequito, pueblo pujante y con historia

Arequito localidad Ubicada sobre la ruta provincial 92, a poco más de 90 kilómetros al suroeste de Rosario, se halla este pujante pueblo del departamento Caseros donde viven unos siete mil habitantes.

Posta de ArequitoArequito es la Capital Nacional de la Soja, cuya fiesta se organiza en octubre de cada año, y el pueblo donde nació la popular cantante Soledad Pastorutti, quien lo convirtió en un lugar casi tan famoso como ella. Y si alguna duda cabe alcanza con recordar que la Sole también fue bautizada por la prensa como El Tifón de Arequito, una síntesis perfecta del amor que la folclorista siente por su terruño.
La comunidad se siente orgullosa de ser reconocida en el país por su hija dilecta, aunque tiene otras tantas cualidades y fortalezas domésticas no menos importantes para mostrar.

Casi sin desocupación. En el pueblo casi no hay desocupados y los problemas sociales son contenidos por la comuna. Si bien su principal actividad económica es la agricultura también posee un gran desarrollo industrial concentrado en 20 empresas que generan más de 300 puestos laborales.
La mayoría de las fábricas son metalmecánicas y están ligadas al campo, aunque también funcionan establecimientos vinculados a otros rubros. “El proceso industrial de Arequito arrancó en la década del 50 y en este momento hay 20 industrias que ocupan 350 empleados. Es un buen momento para el sector ya que los chacareros, gracias al buen precio de los cereales, tienen rentabilidad e invierten en maquinarias, y aunque ahora las ventas se estabilizaron hay perspectivas de crecimiento. El principal problema es la falta de mano de obra calificada”, dijo el presidente del Area Industrial de Arequito, Ismael Demaría.

Actividad social. No menos importante es el movimiento comercial y la vida social y deportiva del pueblo cuyos principales motores son los clubes Belgrano —La Pantera— y 9 de Julio —Los Pulgones—, que dividen las pasiones de los arequitenses. También funcionan el Club Social, el Centro Recreativo Arequito y el Club de los Abuelos, además de un boliche bailable y varios bares y restaurantes.
“Arequito es privilegiado por su ubicación geográfica y sus tierras, tenemos una colonia de casi 50 mil hectáreas productivas que generan riquezas y potencian el crecimiento de la localidad”, aseguró el jefe comunal Juan Pablo Larrambebere.

Además destacó la importancia que tiene para la economía local la industria ligada al agro, y afirmó que “gracias a la ocupación, los planes sociales disminuyeron en un 60% y desde la comuna se generan políticas de ideas productivas”.
La localidad cuenta con los servicios públicos indispensables, luce bien cuidada y ofrece varios espacios verdes que realzan su estética como amplios bulevares, el predio ferroviario y sus plazas principales.

Presencia institucional. El pueblo tiene una fuerte presencia institucional y desde la comuna se apuesta a la participación ciudadana.
“Las prioridades en materia de obras la establecerá la sociedad a través de un encuesta sobre satisfacciones y necesidades”, explicó Larrambebere.
No obstante reconoció que en la agenda de trabajo figuran el arreglo de calles y el ensanche de la ruta 92 en el acceso oeste frente a la planta de Vialidad Provincial, además del reacondicionamiento del basural.

Nació con el ferrocarril. La localidad surgió con la llegada del ferrocarril Oeste Santafesino, impulsado por Carlos Casado del Alisal, un visionario español que también dio origen a otras localidades de la zona como Casilda. No obstante recién en 1891 se delimita y se declara el pueblo por el gobierno de Santa Fe. Se estableció, al poco tiempo, la primera comisión de fomento.
Se supone que el nombre del pueblo es el diminutivo del apellido de Braulio Areco, un vecino de la zona que en 1788 instaló en esta jurisdicción, con el fin de acortar distancias, una posta que se llamó así porque en Buenos Aires ya había otra con la denominación Areco.

“El pueblo comenzó a formarse a unos 10 kilómetros de donde estaba la antigua posta de Arequito y lo curioso es que mantuvo su nombre original a diferencia de lo que ocurrió con Candelaria, que pasó a ser Villa Casilda; Desmochados, que tomó el nombre de Palacios (hoy Los Molinos) o Esquina de la Guardia conocida hoy como San José de la Esquina”, explicó el director del Museo y Archivo Comunal, Tadeo Buratovich.

Arequito tiene 3 establecimientos primarios: el colegio Nuestra Señora del Rosario y las escuelas 202 y 733. También funcionan las secundarias Nº 219, la técnica 388 y el Centro de Formación Rural Coll Benegas, el Jardín Nucleado 109, un establecimiento escolar para Adultos, la Escuela Especial 2.122 y el Taller Almafuerte.

Movimientos culturales. Arequito tiene una gran movida cultural. Sus principales ámbitos son la Biblioteca Mitre, el museos, su histórico teatro Rossini y el Ferro Club, donde se realizan espectáculos.
También cuenta con un balneario comunal y la oferta en materia de Salud la centralizan el Samco y el centro asistencial de la Vecinal Zona Norte. En medios de comunicación posee los periódicos Ecos de Arequito y La Noticia, las emisoras FM 96.5 (Radio Arequito) y FM 104.1 (Play) y el canal Cablemax.

Sublevación. Uno de los hechos trascendentes de la historia Argentina se produjo en Arequito el 8 de enero de 1820 cuyo suceso se conoce como la Sublevación de Arequito.
Ese día el general Juan Bustos llegó a la Posta de Arequito y apoyado por los coroneles Alejandro Heredia y José María Paz encabezó la sublevación de los cuerpos militares. En medio de la noche arrestaron a los coroneles Cornelio Zelaya y Manuel Pinto y luego se trasladaron al campamento de Fernández de la Cruz para comunicarle que se negaban a seguir con la guerra civil y que regresaban al frente norte. Se declararon neutrales en el enfrentamiento entre los federales y el Directorio Supremo de Buenos Aires para no ser acusados de pasarse al bando enemigo.

Bustos exigió a De la Cruz la mitad del armamento y reses de consumo, pero éste, quien pareció aceptar en principio, inició al mediodía su marcha hacia el sur sin cumplir su promesa. Por esa razón Bustos ordenó a Heredia perseguir a su ex jefe y lo alcanzó cuando estaba ya rodeado por los federales del Brigadier López, por entonces gobernador de Santa Fe. Al no poder seguir, De la Cruz decidió entregar todo el ejército a Bustos y se retiró a Buenos Aires casi solo, seguido por unos pocos fieles oficiales.

Al día siguiente Bustos regresó a Córdoba. Por mucho tiempo el motín de Arequito fue blanco de críticas y hasta considerado como “un acto de traición a la patria”. Sin embargo con el tiempo la visión fue cambiando y a mediados del siglo XX, con el revisionismo histórico afianzado, el motín de Arequito fue calificado como un paso importante en la formación de la Argentina.

El pueblo de la Sole. La Sole es un símbolo de Arequito al punto que en una de las plazas del pueblo, ubicada a la vera de la ruta 92, se erige un monumento que evoca su figura. Nació el 12 de octubre de 1980 y desde pequeña, acompañada por sus padres, recorrió distintos escenarios de la zona hasta que logró recalar en el Festival de Cosquín de la mano de César Isella.

A partir de allí tuvo una carrera ascendente para convertirse en una de las principales figuras del folclore nacional. Sin embargo nunca perdió su humildad ni se olvidó de su terruño, cuyo lugar eligió para casarse y compartir con su pueblo uno de los mejores momentos de su vida. Al Tifón de Arequito no la mareó la fama y siempre tuvo tiempo para estar con sus amigas de la infancia y ayudar a través de su fundación. A fin del año pasado participó junto a su hermana Natalia de un festival a beneficio donde se lograron recolectar cerca de 40 mil pesos para el Samco local.

Fuente: WWW.geocities.com.ar

Spread the love