Turismo a la vuelta de casa

Deportes, caminatas o un asado al lado del río son algunas de las ofertas disponibles. En los alrededores de Rosario existen diversas opciones recreativas a precios óptimos y con buenos servicios.

El agua, imprescindible para el descanso veraniego, está disponible en ríos, arroyos y piletas de la región.

Si no hay tiempo ni suficiente dinero para vacacionar en sierras o playas, y si la pileta de lona armada en la terraza queda chica, existe una variedad de lugares cerca de Rosario, como campings o casas de campo, que resultan una alternativa seductora a la hora de escaparse un fin de semana de la ciudad en unas minivacaciones que pueden aprovecharse para estar en contacto con la naturaleza, hacer turismo aventura, o simplemente sentarse alrededor de un fogón y escuchar a un guitarrero tocar un tema de Almendra. Quizás, al recorrer la geografía de la pampa húmeda uno se encuentre con parajes sorprendentes. Acá, alternativas y aventuras para disfrutar de un verano tórrido no tan lejos de casa.

Arroyo Seco y río Carcarañá

Campo Río (club de campo), está ubicado a dos kilómetros del centro de Arroyo Seco y a cuarenta minutos del centro de Rosario. Es un lugar donde se respira aire puro, rodeado de vegetación y situado a orillas del río Paraná, sobre la Bajada de los Pescadores. Son cuatro hectáreas compuestas por un casco con amplias comodidades, confortable equipamiento y cuidada decoración. La casona cuenta con un club house para albergar a unas cincuenta personas. Tiene un amplio salón y galerías, asador, piscina, vestuarios, canchas de paddle y fútbol. Cuando uno mira alrededor se encuentra rodeando de fértiles campos con diversas plantaciones. Es un sitio ideal para los amantes de la vida al aire libre. También hay juegos de salón, como billar, el clásico sapo y un metegol. En el sitio se pueden realizar diferentes actividades relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente tales como pesca, cabalgata, caza y trekking.

En Las Coloradas se puede pasar un fin de semana en una casa de campo super cómoda para seis personas ubicada a orillas del río Carcarañá. Ambientes amplios, cocina completa con estar-comedor y confortables sillones. Si el deseo es descansar plácidamente, dos dormitorios con sommiers y aire acondicionado resultan una oferta tentadora. La casa campestre tiene galería con mesa y bancos de madera, y por supuesto que hay parrilleros. Las Coloradas está ubicada a pocos kilómetros de Rosario y se llega por la ruta 11 hacia el norte, en la localidad de Oliveros. En la primera parada de colectivos (calle San Juan) hay que doblar a la derecha y hacer unos trescientos metros hacia el río. El lugar cuenta con pileta de natación, canchas de fútbol, vóley y tenis y un muelle para pesca. La casa está bien equipada: vajilla, heladera con freezer, microondas, ventiladores de techo, TV por cable, reposeras, sombrillas y bicicletas para dar un paseo por el campo. Es un lugar especial para recuperar energías, escuchar el canto de los pájaros y salir del trajín de la ciudad. Si se quiere pasar un fin de semana en el campo y en pareja el precio es de 180 pesos para dos personas.

Recorriendo la provincia

Muy cerca de ahí, en Timbúes, a 35 kilómetros de Rosario por la ruta nacional Nº 11, hay otro lugar para visitar: el Centro Turístico Timbúes del Automóvil Club Argentino (ACA). El camping está ubicado sobre el río Carcarañá y cuenta con amplias parcelas para carpas y casas rodantes. También se pueden alquilar bungalows para cuatro o cinco personas. A la hora de buscar pasatiempos aparece una amplia piscina, canchas de tenis, fútbol, vóley playero y bochas. Además, se pueden practicar juegos infantiles y jugar al metegol. Hay un sector determinado para pesca y en el lugar hay un restaurante, una confitería y una proveeduría que siempre saca de apuros. Los sanitarios tienen agua caliente y cuando llega la noche se puede organizar el típico fogón de campamento o comerse un asadito en el quincho.

Si uno quiere pasar el día en este campamento el valor de la entrada es de cinco pesos por persona. Y si en cambio quiere acampar, cuesta siete pesos por persona más tres pesos la carpa. Y si la salida es en grupo o en familia, la cabaña para cuatro personas cuesta 90 pesos por día, y para cinco, 105 pesos. Si no hay movilidad propia y el viaje es en ómnibus, se puede abordar el expreso Andino o el Serodino que pasan frente al camping de Timbúes.

El parque Sarmiento de Carcarañá tiene un predio de 32 hectáreas y es uno de los campings de la región con más afluencia de público durante todo el año. El lugar se promociona con el eslógan “Naturaleza, diversión y servicios”. La entrada por persona cuesta dos pesos, el acceso al camping está asfaltado y el lugar tiene duchas con agua caliente, luz eléctrica, piscina, quinchos, restaurante, un sector de pesca y ofrece servicio médico. Hay cabañas para albergar a un total de 72 personas, parrilleros, mesas y bancos. Se puede disfrutar de turismo aventura, hacer mountain bike, canotaje, cabalgatas, participar del encuentro de motos, tuning, travesías 4×4, rally, ciclismo y motocross. En el parque hay canchas de paddle, fútbol y un gimnasio para los que siempre quieren estar en forma.

Para llegar al Camping Municipal Bajada Rimoldi, en Pueblo Esther, se demora unos veinte minutos desde el centro de Rosario. Según contó Angel Furlán, uno de los encargados del camping, “hay un murallón para pesca, una playa señalizada con guardavidas, abundante sombra, parrilleros y mesas y bancos de cemento, quinchos, dos bajadas para lanchas, cuatro dúplex para cuatro personas que cuestan 80 pesos por día y esto incluye cochera, parrillero y la entrada al camping”. También están disponibles unos bungalows para cuatro personas que cuestan 50 pesos por día y están equipados, según el encargado, con baño, una mesada con cocina y una pileta para lavar.

“Los domingos se junta mucha gente, la mayoría llega desde Rosario. Durante la semana es más familiar. La entrada cuesta tres pesos por persona y los autos no pagan. La carpa sale diez pesos por día igual que las casas rodantes. El predio es amplio y además cuenta con una proveeduría”, describió Furlán.

El Camping de la Asociación Mutual Sporting Club Social de la localidad de Bigand está ubicado sobre la ruta nacional Nº 178, en el kilómetro 86 y el arroyo Saladillo, a unos 75 kilómetros al suroeste de Rosario.

El predio tiene treinta hectáreas y recibe alrededor de tres mil visitantes semanales, según voces de la comisión directiva del club. “Mucha gente de Rosario”, aseguran.

“El lugar tiene una pileta de agua salada, zona de camping, parrilleros con sombra, un circuito automovilístico, vóley playero, pesca de mojarras, conserjería las veinticuatro horas y el plato fuerte es el pata-pata que se organiza los viernes a la noche y que reúne a jóvenes de toda la región”, contó Eduardo Balduzzi, secretario de Sporting de Bigand. El valor de la entrada es de 5 pesos y habilita para acceder a todo lo demás.

Patrimonio histórico

Como se dijo, la provincia de Santa Fe presenta en verano un abanico de posibilidades para pasarla bien al aire libre. Una opción también es la línea que dibujan un conjunto de pintorescas localidades distribuidas a lo largo de la ruta 1, al norte de la ciudad capital, como San José del Rincón, Santa Rosa de Calchines, Cayastá, Helvecia, Saladero Cabal, San Javier, Alejandra, Romang y Reconquista. Estos parajes cuentan con instalaciones de camping, cabañas y bungalows, y, además, atesoran valiosos sitios históricos. Y si usted cree que en la bota santafesina no queda nada por conocer se equivoca. Desde Rosario hacia el sur y hacia el oeste hay una serie de pueblos antiguos, fortines y postas donde se desarrollaron importantes acontecimientos de la historia nacional, y grandes estancias y poblados surgidos a partir del proceso inmigratorio que bien valen la pena visitar.


Fuente: diario El Ciudadano & la región – Guillermo Griecco