El Pino Histórico posee el 90 por ciento de su cuerpo destruido y se presume un pronto final


El intendente de San Lorenzo se reunió con un grupo de botánicos y se anotició que la especie no reacciona a los daños provocados por la pedrada del pasado 21 de octubre

El intendente de San Lorenzo se reunió con un grupo de botánicos y se anotició que la especie no reacciona a los daños provocados por la pedrada del pasado 21 de octubre

El futuro del Pino Histórico sigue cada vez más comprometido. “El 90 por ciento de su estructura está muerta”, precisó el intendente sanlorencino Leonardo Raimundo luego que, este pasado fin de semana, volviera a reunirse con un grupo de profesionales que observa la reacción de esta especie a las consecuencias a la que fue expuesta tras el temporal del pasado 21 de octubre.

En aquella ocasión, la intensa pedrada y viento que azotó a San Lorenzo por espacio de varios minutos hicieron mella en el árbol, deteriorándole una buena parte de su corteza y desflorándole casi toda su copa. Desde entonces, la reacción al daño no se evidencia, y por el contrario, lejos de mejorar, empeora día a día.

“Hay que pensar que se trata de una especie que ya lleva cuatro siglos de vida, pues si fue plantada, como se supone, a finales de 1700, esto significa que transitó los siglos XVIII, XIX, XX y XXI, mucho más de lo que cualquier árbol de esta especie pudiera soportar en esta zona, que no le es natural”, agregó el mandatario en alusión a su origen europeo, donde soporta condiciones climáticas bien distintas a la de la Pampa Húmeda.

Con lo expuesto, todo parece indicar que los días del Pino Histórico, aquel donde bajo su sombra el entonces coronel San Martín dictó el parte de guerra del Combate de San Lorenzo, están contados. Para peor, el intenso calor que reina por estos días tampoco ayuda para una probable recuperación.

Respecto a tres de sus hijuelos, siguen, lamentablemente, los pasos de su padre. Uno está situado dentro del Complejo Museológico, otro en la Plaza San Martín, y el tercero a la par del predio del pino mayor. “Están prácticamente secos, a punto de ser declarados botánicamente muertos”, dijo Aníbal Fernández, coordinador general y cuidador del Pino Histórico.

Por suerte, existen otros que están en buen estado, resguardados en lugares privados, como el patio de la Parroquia San Lorenzo Mártir o en la casona que perteneció al doctor Hierro, por calle Belgrano. “Esos retoños soportaron el temporal”, indicó Raimundo, quien también afirmó que existen varios otros hijuelos que están en plena etapa de crecimiento. Con ello, estaría asegurada la descendencia del Pino, pero el ícono sanlorencino comienza a despedirse de una población que por generaciones convivió junto a su historia.

 

Spread the love