Una entrada en la reventa llegó a cotizar encima de los 1.000 dólares

Las  últimas entradas de la reventa para ver el partido entre Argentina  y Nigeria, a disputarse en Porto Alegre en algo más de una hora,  cotizan por encima de los 1.000 dólares.

El escenario está cercado en 500 metros a la redonda y nadie  puede sortear ese perímetro si no muestra su entrada, por lo que  los hinchas `albicelestes` intentan comprar localidades antes de  llegar a los accesos, aunque ya no quedan muchas.

Oficialmente, solo 18.000 de las 43.400 ubicaciones del  estadio fueron compradas por argentinos, pero se estima que desde  el lunes pasado, cuando comenzó la invasión de simpatizantes, ya  son más de 10.000 las que se adquirieron en la reventa, con precios  que arrancaron en los 700 dólares y llegaron hasta los 1.000.

No obstante, según pudo averiguar Télam, las pocas entradas  que aún se pueden conseguir no bajan de los 1.000 dólares o, en su  defecto, 2.500 reales, porque ya no quedan prácticamente boletos y  la demanda sigue siendo muy alta.

La ciudad de Porto Alegre espera recibir hoy unos 100.000  visitantes argentinos para vivir la fiesta del Mundial, pero muchos  menos de la mitad podrán seguir in situ las alternativas del  partido, que comenzará a las 13.

El seleccionado dirigido por Alejandro Sabella jugará ante el  conjunto africano por la tercera y última fecha del Grupo F, en un  partido en el que le alcanza con un empate para acreditarse el  primer lugar de la zona.

FG_AUTHORS: La Capital – Ovación

Spread the love