Holanda venció a México y se metió en cuartos con el tiro final

El poder de la Naranja Mecánica no fue tal. Pero igual le alcanzó para meterse en los cuartos de final. Lo logró tras imponerse agónicamente frente a México por 2-1. Con goles del mediocampista Sneijder a los 87′ y del delantero Huntelaar de penal a los 94′, el elenco europeo resolvió la historia ante los aztecas, que se habían puesto en ventaja a través del atacante Dos Santos a los 48′. Pero la historia pudo ser totalmente distinta, ya que Holanda sufrió más de la cuenta. Incluso llegó a estar de rodillas. Pero la moneda cayó para su lado y ahora se medirá frente a Costa Rica por un lugar en las semifinales.

A partir de hoy será anecdótico el hecho que los dirigidos por Miguel Herrera fueron superiores en buena parte del partido. Porque desaprovecharon su chance y sucedió lo que muchos esperaban: Holanda resolvió el trámite en un puñado de minutos. Primero con un remate de media distancia de Sneijder, que dejó sin opciones al excelente arquero del equipo verde, Guillermo Ochoa. Y el gol de penal de Huntelaar tras la polémica decisión del árbitro portugués Proenca, ya que pareció que el delantero Robben se enganchó de manera premeditada con la pierna del zaguero Rafael Márquez.

Con 32 grados de calor, el comienzo del partido mostró a un México mejor parado en la cancha, con buen trato de pelota y llegada por los costados, aunque sin demasiada profundidad.

El intento de Van Gaal por tener mayor posesión con el ingreso del lateral Paul Verhaegh se vio frustrado a los diez minutos, cuando Nigel De Jong se retiró lesionado con un problema muscular y el técnico holandés tuvo que improvisar con la reorganización táctica.

Holanda, por su lado, mostró poco en esa primera parte, con ritmo moderado para evitar el desgaste físico que el calor provocaba, por lo que su producción fue apenas discreta.

El complemento comenzó bien arriba, con el tempranero gol de Dos Santos, quien remató desde el borde del área y puso la pelota junto al palo izquierdo de Cillessen. Lo merecía México y lo sufría Holanda.

La historia cambió cuando Van Gaal decidió cambiar el dibujo táctico: pasó del 3-5-2 al 4-3-3. Así comenzó a llevar más peligro sobre el arco de Ochoa.

Ante este panorama el DT Herrera apeló a los cambios para reforzar la defensa, pero no tuvo éxito porque su equipo se descompensó y eso agigantó la figura de Ochoa. Y sobre la hora el final de fiesta que imaginaban entonces los mexicanos trocó en derrota: el empate llegó con un fuerte tiro de Sneijder desde afuera, y el triunfo con ese penal de la discordia. Poco le importó la polémica a Huntelaar, quien convirtió con un tiro cruzado a la derecha de Ochoa.

Loco festejo para jugadores e hinchas holandeses, en medio de la tristeza y desconsuelo de los aztecas. Ni más ni menos que el fútbol mismo, potenciado por ocurrir en un Mundial.

"Le regalamos una oportunidad a un equipo que no había hecho nada"

El técnico de México, Miguel Herrera, lamentó que su equipo haya dejado pasar una oportunidad de oro para superar al fin su maldición de los octavos de final al permitir la remontada de Holanda en el último suspiro. “Habíamos hecho un buen trabajo, pero después el equipo se metió atrás. Le regalamos una oportunidad a un equipo que no había hecho nada”, manifestó.

Márquez dijo que Robben le confesó que no fue penal

La polémica sobre el penal que inclinó la balanza a favor de los holandeses tuvo un capítulo más en la conferencia de prensa. Porque el capitán y zaguero de México, Rafael Márquez, aseguró que el delantero Arjen Robben le había confesado que la infracción dentro del área no había existido.
El experimentado defensor comentó que Robben dijo que “no era penal, pero que uno de los anteriores sí“.
“Yo creo que no era penal. Sentí que pisé el suelo. A él no lo toqué. Quizás él me toca a mí“, agregó el ex defensor de Barcelona.
Y continuó: “De las 10 faltas que recibe, en cinco se deja caer y eso no es fair play”.
También señaló que se vieron perjudicados por los errores arbitrales. “Eso tiene que cambiar. Desafortunadamente en este Mundial no fue una ni dos veces que nos afectaron, pero tampoco quiero poner pretextos“, finalizó .

Van Gaal resaltó la confianza de sus jugadores

El DT holandés Louis van Gaal destacó la fe ciega de sus jugadores en la victoria agónica por 2-1 sobre México en los octavos y aseguró que la pausa hidratante en el complemento fue clave para poder conseguir el triunfo.
“Los jugadores demostraron tener una fe gigante y creyeron en ellos hasta el final del partido. Nos mostramos muy unidos hasta el último minuto y creo que hasta pudimos estar mejor preparados físicamente que los mexicanos”, afirmó.
Y agregó: “La pausa por hidratación de la segunda parte fue una de las claves, porque en ese momento yo pude hacer un cambio estratégico y ahí fue cuando conseguimos el empate. Fue una manera inteligente de aprovechar esa pausa”.
Holanda, que había apostado al 4-3-3 inmediatamente después del gol de Dos Santos, volvió a cambiar sus sistema tras la pausa hidratante, a falta de 15 minutos para el final: formó con un 4-2-4.
Una vez conseguido el empate, el equipo europeo volvió a ubicarse con el 4-3-3, lo que le permitió a Robben encontrar espacios por la derecha y ser víctima del penal cometido por Rafael Márquez.
“Después del empate volvimos a usar nuestra táctica del segundo tiempo y, como los mexicanos corrían demasiado hacia atrás, sabíamos que Robben iba a poder encontrar el espacio en la derecha. Lo hizo, y consiguió el penal a nuestro favor”, manifestó el técnico holandés.
Por último, Van Gaal recordó que “cuando llegamos aquí, la prensa holandesa decía que ni siquiera íbamos a pasar la primera fase, no sé cómo nos vamos a convertir en candidatos ahora”.

FG_AUTHORS: La Capital – Ovación

Compartilo en tus redes. Gracias !