Video: Temor por una supuesta base militar de EE.UU. en una provincia de Argentina

Las autoridades aseguran que se trata de un proyecto para combatir desastres naturales. Sin embargo, su millonario costo fue financiado por estructuras vinculadas al Pentágono.

La construcción de unas instalaciones al costado de una ruta en la provincia argentina de Neuquén, supuestamente destinadas a la contingencia de catástrofes naturales, preocupa a los vecinos de esa zona, quienes sospechan que el proyecto resulte ser en realidad un complejo militar estadounidense.

La iniciativa fue acordada por el Gobierno local en 2012, pero solamente se hizo de conocimiento público este año, informa La Mañana Neuquén. Por el momento, las protestas realizadas por activistas han logrado paralizar las obras, pero, según las autoridades, estas se completarán el año que viene en cualquier caso.

El proyecto involucra un terreno de 15.000 metros cuadrados donde las autoridades argentinas y la embajada de EE.UU. ya habían comenzado a edificar una estructura, de la cual en este momento solamente quedan algunos postes y cimientos. “Lamentablemente, nos robaron el alambrado perimetral y quedó así como se ve ahora”, comentó a ese respecto Martín Giusti, director de Defensa Civil de Neuquén.

“Es un no rotundo” y “por supuesto que nos tenemos que hacer cargo” del hecho de que “hemos sido nosotros, los manifestantes, quienes rompimos todo esto”, expresó Marcela Escobar, vocera del movimiento de la Multisectorial por la Soberanía Territorial. Y agregó: “es porque no lo queremos permitir avanzar”, de modo que “en caso de que se vuelva a intentar construir, lo vamos a volver a hacer, por supuesto”.

Tanto las autoridades provinciales como las nacionales insisten en que el único propósito del edificio será utilizarlo a modo de depósito y oficinas de Defensa Civil para combatir eventuales catástrofes naturales.

Pero lo que provocó la alarma entre los opositores al proyecto, cuyo costo asciende a dos millones de dólares, es el hecho de que el mismo fuese financiado por el Comando Sur, un cuerpo militar dependiente del Departamento de Defensa estadounidense orientado a Latinoamérica y el Caribe. Según su página web, parte de su misión consiste en “apoyar los objetivos de seguridad nacional de EE.UU.” en la región.

“No entendemos por qué el Gobierno norteamericano y concretamente su Ejército tienen que hacer una donación para ayuda humanitaria en la provincia de Neuquén”, la cual, “como todos sabemos, es muy rica en recursos naturales”, manifestó Santiago Nogueira, diputado por el Movimiento Libres del Sur.

En efecto, esta provincia posee la segunda reserva de gas no convencional del mundo y la cuarta de petróleo no convencional, y para quienes desconfían de las buenas intenciones del Pentágono, el yacimiento de Vaca Muerta sería el verdadero objetivo de esta donación.

Mientras, los miembros de la comunidad mapuche local, que está en conflicto permanente con las autoridades por el reclamo de sus tierras ancestrales, considera que la concreción de este proyecto implicaría un peligro y una cesión de soberanía.

RT.CCOM